Cómo Vencer la Timidez (de verdad) y Vender Más

Una idea muy común es que para ser un vendedor estrella necesitas haber nacido con un carisma excepcional, con facilidad de palabra y una personalidad extrovertida.

Pero esto no es cierto, para ser un buen vendedor lo que necesitas es experiencia y una buena técnica.

 

De verdad creemos que cualquier persona, con las técnicas y el entrenamiento adecuado, puede ser un mago de las ventas y vender más. Quizás pienses que tú o alguien que conoces tiene un grado de timidez que lo vuelven incapaz de lograr vender dulces a los niños.

Ésta también es una concepción equivocada, la timidez se puede vencer, o por lo menos ocultar al momento del trabajo, es sólo un estado mental y como tal puedes sobrepasarlo.

No importa si eres de esas personas que siente ansiedad al momento de hablar con otros, si evitas siempre hablar o saludar a los demás, si pasas largos periodos de tiempo sentado sin hablarle a las personas que te rodean, tú también puedes ser un gran hombre en las ventas y vender más.

Lo primero que tienes que hacer es entender que tu personalidad en nada tiene que ver con tu desempeño laboral, que la persona que entra a una oficina o que levanta un teléfono no es la misma que se levanta todos los días en tu cama.

Debemos estar siempre conscientes de que la vida personal y el trabajo no deben mezclarse y que en la oficina estamos obligados a asumir una personalidad acorde a nuestro trabajo.

No es tan difícil como parece, sólo sigue los pasos que desde nuestra empresa te recomendamos a continuación.

 

Ama lo que vendes

Si al momento de hacer una venta no te sientes inspirado, no podrás hacerlo. Los productos o servicios que ofreces deben motivarte para que sea una respuesta natural que sientas la necesidad de compartirlo con el mundo.

Cuando tengas esta clase de motivación pensarás menos en la manera en la que la gente te ve, en cómo debes hablar con ellos, y más en cómo conseguir tus objetivos.

Piénsalo de esta forma: el producto es tan bueno que nadie se fijará en el vendedor.

 

Confronta un sólo miedo a la vez

Salir de tu zona de confort es el mejor método de ir adquiriendo coraje para vencer tus miedos. Intenta hacer todos los días algo que te de miedo o te resulte incómodo.

Esta técnica te ayudará a mejorar la manera en la que tratas con tus compradores.

Es algo sencillo, prueba saludar a tu vecino en las mañanas o hablarle a la chica de la caja registradora en el café, cosas pequeñas pero que te ayuden a desenvolverte mejor. Recuerda que el único camino para superar tus miedos es enfrentándolos.

Si te causa pavor hablar de frente con las personas, la mejor opción para superarlo, es precisamente hablar de frente con ellas.

 

 

Sal al mundo

Para desarrollar efectivamente tus técnicas de socialización debes salir de vez en cuando de tu casa u oficina para conocer a gente nueva.

No se trata de salgas a la calle y comiences a hablar con cualquier persona que ves pasar, lo que debes hacer es realmente conocerlos.

Para lograr este objetivo debes buscar lugares en los que te encuentres regularmente con personas con intereses en común, un club de lectura o una actividad artística puede servir. Con el tiempo, será más natural que comiences a hablar con ellos y puedas llegar a conocerlos.

Conocer a nuevas personas es una excelente práctica para vencer tu timidez.

 

Sé persistentemente amable

Para lograr tus objetivos debes poner mucho empeño, tener la disciplina necesaria para decirte todos los días: “Debo mirar a los ojos y saludar a todos en el trabajo”.

No basta con perder el miedo a hablar con los demás, necesitas tener una buena actitud.

Cuando estás vendiendo algo, la manera en que trates al cliente hará la diferencia.

El servicio es algo muy importante que muchas empresas descuidan, creen que por tener un buen producto no deben preocuparse por atender bien a la clientela.

Evita cometer este error en todo momento, no sólo te esfuerces por ser amable con tus clientes, trátalos de una manera tan cortés que todos te recuerden por ello.

Imagina que cada oportunidad es una puerta para facturar más, pues una actitud positiva y unos buenos modales son la llave del éxito.

 

No te desanimes

Es común que te encuentres con muchos fracasos antes de conseguir una venta, es algo que hace que las personas pierdan el interés y vuelvan a sus antiguos hábitos de inseguridad e introspección.

Si comienzas recibir muchas negativas al momento de vender tus productos puedes pensar que nadie en el mundo está interesado en comprarte. Esto es un error, porque todos somos diferentes.

Por cada persona que te diga que no, existe otra que te dirá que sí. 

Así que deja de pensar que todos dirán que no sólo porque no has podido cerrar algunas ventas.

 

 

Mantente activo

Cuando te mantienes ocupado no tienes tiempo para preocuparte por los demás.

Esta técnica es muy efectiva, además te traerá grandes beneficios en tu carrera profesional. Una persona activa es aquella que siempre está buscando ayudar de los demás y corriendo de una reunión a otra.

La actividad es buena para tu personalidad y tu carrera, entre más tiempo libre tienes, más tiempo pierdes preocupándote por cosas que no tienen mucha importancia.

Un buen vendedor es aquel que siempre tiene algo importante que hacer.

 

Busca la ayuda de tus compañeros

Si has dado los primeros pasos para vencer tu personalidad introvertida, es hora de que te asegures de sacarle provecho a esta situación.

Relacionarte con otras personas dentro de tu trabajo o con personas de tu compañía es fundamental.

La experiencia y consejo de las personas experimentadas te ayudarán a mejorar tu estrategia de ventas.

Como ya hemos mencionado, es inevitable que falles muchas veces antes de comenzar a ser un buen vendedor, es en este momento cuando te servirá recibir estos consejos.

Debes perder el miedo hacia los compradores, así como a tus compañeros de trabajo y colaboradores.

 

Si sigues estos pasos al pie de la letra verás cómo hasta la persona más tímida del mundo puede comenzar a destacar en el mundo de las ventas.

Todos somos tímidos en cierto grado, lo que separa a los buenos vendedores de los malos, es la determinación con la que deciden sobresalir.

Es seguro que estas estrategias te darán buenos resultados, no importa cómo es tu personalidad o si tienes problemas para relacionarte con los demás, todo está en la estrategia que te propongas seguir.

 

Fuente: EGAfutura

 


Artículos Más Populares

 

 

¿Eres emprendedor? Suscríbete a nuestro Blog y recibe tips para tu negocio.